Mirar hacia arriba

Barcelona es lindísima desde donde la mires. Las calles con sus ochavas creando veredas anchas y espacios más amplios. Sus barrios antiguos con callejones angostos y laberínticos donde se esconden cafés, restaurantes y negocios de todo tipo. Sus parques y playas que ofrecen, tanto a viajeros como a locales, un descanso en medio del bullicio de ciudad.

Pero la capital catalana no es solo lo que tenemos justo en frente de nuestros ojos. Gran parte de su belleza radica en un lugar escondido, una joyita que muy, muy pocos logran descubrir…

Se me reveló mientras me perdía por las calles del Gótico, en mis primeros días en Barcelona. Andaba ensimismada en mis pensamientos y proyectos, sorprendiéndome con cada lugarcito que me aparecía en frente, disfrutando del caminar sin rumbo con mi café take away, fotografiando puertas, carteles y fachadas.

Pero de golpe, algo – un movimiento, una luz o algún sonido – desviaron mi atención hacia lo alto. Y es en ese primer “mirar hacia arriba” donde descubrí que esta ciudad es dueña de un mundo mucho más inmenso e interesante que aquel con el que nos cruzamos a primera vista.

Fachadas pintorescas que se elevan como gigantes sobre los callejones; ventanas y balcones entramados que se asoman para observar a los caminantes; terrazas de todos los tamaños y formas coronando cada edificio; techos que se entremezclan con el celeste del cielo y el verde de algún árbol; vidas, relaciones, cotidianidad; ropa que cuelga para secarse; algún local fumándose un cigarro; un perro fantasma que ladra a cada peatón…

Barcelona es tan rica que no se agota en lo que vemos hacia el frente, hacia los costados o hacia atrás. Para descubrir su esencia integradora es necesario caminarla con los sentidos bien alerta, como sumergidos en un universo de realidad virtual, donde cada ángulo de visión es importante para construir ese “todo exquisito”.

La próxima vez que les toque visitar esta gran ciudad anímense a pasearla dedicando un tiempo a mirar hacia arriba. Si se esfuerzan por no llevarse nada puesto, les aseguro que van a descubrir un encanto virgen e inexplorado que terminará transformando y embelleciendo su experiencia en Barcelona para siempre.

 

 

 

 

 

 

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s