La ruta del Flat White en Barcelona

Desde que descubrí el Flat White en Londres el año pasado, cada vez que visito una cafetería lo busco inmediatamente en su menú. Doble shot de café y una capa fina de leche emulsionada dan como resultado una bebida de textura sedosa con un intenso sabor a café. Esta forma de preparar la infusión nació en Oceanía y está dispersándose cada vez más alrededor del mundo. En Europa, ya es un clásico de las cafeterías de especialidad.

El primer Flat White de Barcelona lo probé de casualidad el agosto pasado. Ahora, ya instalada acá de manera indefinida, me dedico a caminar las calles persiguiendo las cafeterías más atractivas (muchas de las cuales descubro primero en Instagram) y disfrutando, siempre que puedo, de mi café preferido.

Mi objetivo en esta nota es trazar un recorrido casero por la ruta del Flat White en Barcelona. Este viaje recién empieza, es por eso que pretendo mantener este capítulo abierto para ser completado continuamente con nuevas experiencias y descubrimientos.

1. KOFFEE BARCELONA – Baixada de la Llibreteria, 1 (Barrio Gótico)

Siempre hay que empezar por el principio. Es en esta esquina escondida en el Barrio Gótico donde empezó mi pasión por explorar las mejores cafeterías. La encontré recorriendo la ciudad por primera vez junto a mi papá y mi hermana, y su encanto me flechó instantáneamente.

No me importó que hicieran 35 grados de calor, TENÍA que tomar algo ahí. Arrastré a mi familia a su interior donde nos sumergimos en una nebulosa de aroma a café recién hecho, con tacitas de color rojo, máquinas y bolsas de granos decorando el pequeño espacio.

Se trata de un roast club muy, muy chico que vende todo tipo de cafés de especialidad – tanto para tomar ahí como para llevar (las tacitas takeaway son muy simpáticas) – y algunos bocaditos dulces y salados para acompañar la infusión. Además, tienen para ofrecer bolsas de café de diferentes variedades para comprar y prepararlo en casa.

El Flat White es un 10 redondo. De sabor y aroma bien potente, con la textura perfecta de la leche y un arte latte divino, ofrece la oportunidad perfecta para un descanso express en el medio del paseo por el barrio más antiguo y pintoresco de la ciudad.

IMG_7401IMG_7294

2. ROAST CLUB CAFÉ – Carrer de València, 143 (Ensanche, Eixample)

Caí a este cafecito unos días después de haber llegado a Barcelona a instalarme. Me había puesto a investigar lugares por Internet y descubrí que Roast Club Café se encontraba muy cerca de donde yo estaba parando, así que decidí comenzar el recorrido por ahí.

Es acá donde realmente caí que estaba comenzando a vivir una experiencia increíble. Dentro de su espacio pequeño y acogedor, con el Flat White tan bien hecho sobre la mesa, una avocado toast y mi computadora, entendí que amaba Barcelona. La calidez de su gente y el excelente sabor de la infusión me dieron el abrazo y el empujón que necesitaba para sentirme cómoda en esta nueva ciudad.

Pueden leer la nota completa de mi experiencia en Roast Club Café acá.

Redes: Página webFacebookInstagram.

Horarios: jueves a viernes de 8 a 19 hs./ sábado de 9 a 19 hs./ domingo de 9 a 17 hs.

IMG_7153IMG_7156

3. EAT MY TRIP – Consell de Cent 378 (Ensanche)

Caminando por las calles de mi nuevo Barrio, Tetuán/ Eixample, descubrí un lugar chiquito pero súper atractivo. Eat My Trip abrió hace apenas un mes y ya tiene una carta gastronómica y cafetera muy interesante para ofrecer a los amantes del buen café y la gastronomía “cool”.

Lo empecé a seguir a través de Instagram y enloquecí con las tazas donde preparan sus cafés, además de la presentación de sus platos bien gourmet e instagrameables. Como indica su nombre, la carta de este rinconcito en potencia incorpora ingredientes y combinaciones de distintas culturas del mundo. Entre sus smoothies, por ejemplo, se encuentra el “Lassi Indio” que combina leche ecológica con raíz de cúrcuma, yogur, mango, banana, jengibre y especias. A sus batidos y smoothie bowls se le suman una serie de tostadas loaded – sí, tienen la infalible “avocado toast” -, ensaladas, huevos, bowls dulces y salados, además de una vasta selección de tortas y pastelería casera. En Eat My Trip, ¡hay brunch todo el día!

Una mañana de la semana pasada me senté en una de sus mesas sobre la vereda para empezar el día con mi adorado Flat White – servido en una taza transparente en forma de calavera -, una croissant y la vista hacia este negocio donde lo vegano, bonito y tentador son sus principales atributos.

Redes: Facebook Instagram.

Horarios: domingo a jueves de 9 a 19 hs./ viernes y sábado de 9 a 20 hs.

#ValorAgregado: Entre sus varios cafés de especialidad se encuentra el Matcha Latte (color verde), el Latte de Remolacha (color púrpura) y el Latte de Cúrcuma (color dorado), que le regalan una dosis de color y fantasía a tus días.

dav

4. SABIO INFANTE – Carrer del Torrent de l’Olla, 39 (Gràcia)

El barrio de Gràcia permaneció como un misterio para mí hasta la semana pasada, cuando puse mi primer pie en esta zona increíble para conocer un café que venía siguiendo por Instagram: Sabio Infante.

Dentrás de su fachada color verde agua descansa un salón bien amplio con techos altos y una gran cantidad de mesas. Lo más característico es su decoración, que sigue un estilo bien retro/vintage adornando cada rincón con juguetes, pósters, plantas y bahúles que funcionan como mesas ratonas. Todo ahí dentro parece sacado de una feria de garage.

Su carta acotada pero atractiva se compone de una serie de platos de brunch – como los pancakes de semillas de amapola con yogurt griego y frutas de temporada que pedí yo – sándwiches & bocadillos, ensaladas y otras opciones para picar. En una de sus paredes, cuelga el cartel de cafés de especialidad (preparados con granos de Nomad Café) donde se incluye, por supuesto, el Flat White.

Redes: FacebookInstagram.

Horarios: lunes a viernes de 9 a 21 hs./ sábado de 11 a 21 hs./ domingo de 11 a 18 hs.

dav

5. GALERÍA COSMO – Carrer Enric Granados 3 (L’Eixample)

Los espacios polivalentes están ganando cada vez más lugar en el ámbito cultural de Barcelona. Galería Cosmo responde a este concepto de pluralidad de ofertas, ofreciendo una galería de arte y una cafetería de especialidad en un mismo lugar físico. Ambos estilos y funciones conviven en una atmósfera en común que se entremezcla y enriquece continuamente.

Cuadros con diseños, fotografías, lámparas ilustradas y hasta una bicicleta cuelgan de las paredes sobre la amplia barra que exhibe con orgullo su Marzoco. Allí es donde se preparan sus infusiones a base de los granos del mayor distribuidor en Barcelona: Nomad Café.

Con el concepto de slow food como eje central, la carta se reinventa cada temporada, aprovechando al máximo los ingredientes en “su mejor momento”. Desayunos & brunch, jugos frescos, sándwiches saludables, ensaladas y pastelería casera de gran pinta; además de una variedad de cervezas, vinos y refrescos caseros componen el menú de este lugar tan interesante escondido sobre la calle Enric Granados.

La atención no fue la más cálida, pero el sabor intenso de mi Flat White combinado con la música chill y un ambiente sumamente atractivo lograron que mi paso por ese lugar fuera realmente fructífero. Ya volveré a probar algunas de sus delicias y a visitar sus exposiciones de arte.

Redes: Página webFacebook Instagram.

Horarios: lunes a domingo de 10 a 22 hs.

A continuar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s